En nuestro continuo afán por mejorar la calidad y seguridad alimentaria, en Cabo Vírgenes realizamos un exhaustivo control en los procesos, garantizando la calidad e inocuidad en el producto.

Con el fin de cumplir los estándares reconocidos internacionalmente (IFS) seguimos los siguiente principios:

Conseguir la máxima satisfacción de nuestros clientes mediante la comercialización de productos de calidad siguiendo un sistema de gestión continuo.

Fomentar el compromiso de toda nuestra plantilla, desarrollando sus capacidades mediante cursos de formación y manteniendo una comunicación continua, concienciando sobre la importancia de la inocuidad de los alimentos y su prioridad en todas las operaciones del proceso productivo, y poniendo a su disposición los recursos necesarios para evitar cualquier tipo de sabotaje en la empresa y en el producto.

Colaborar con nuestros proveedores para asegurar la inocuidad en las materias primas y establecer un servicio seguro, eficaz y de alta calidad para todos.

Garantizar las medidas necesarias para cumplir con la legislación vigente sobre seguridad alimentaria y medio ambiente, reduciendo nuestra huella ecológica tanto en la captura como en el procesado y comercialización.

Promover el uso eficiente de los recursos humanos, materiales y recursos financieros.

Asegurar la disponibilidad de la información sobre la inocuidad de los alimentos fabricados y distribuidos por nuestra empresa.

Mantener programas de evaluación y mitigación de riesgos, consiguiendo la confianza de nuestros clientes actuales y futuros.